Comisiones Obreras - FSC Málaga

Comisiones Obreras - FSC Málaga
ACTUAR ES ESENCIAL

lunes 13 de julio de 2020

CCOO exige a la Junta un aumento del personal de prevención para hacer frente al aumento de la siniestralidad laboral en la desescalada malagueña

El Sindicato ha presentado un balance sobre la siniestralidad laboral registrada en la provincia de Málaga durante los cinco primeros meses de este año. Al respecto, CCOO ha destacado la bajada importante que ha registrado como consecuencia de la situación de pandemia que ha asolado el país, pero también ha advertido del aumento de accidentes laborales y enfermedades profesionales registrado durante las fases de desescaladas. Además, ha alertado de que las mujeres, por primera vez, han sido las que más han sufrido siniestralidad laboral, ya que han sido ellas mayoritariamente las que han estado al frente de trabajos esenciales para ayudar a la ciudadanía.

Fernando Cubillo, durante una rueda de prensa

Fernando Cubillo, durante una rueda de prensa

CCOO ha hecho público hoy un informe sobre la siniestralidad laboral relativa a los cinco primeros meses de este año en la provincia de Málaga. El mismo recoge un descenso muy importante de los accidentes laborales durante dicho periodo, y sobre todo la bajada registrada en el mes de abril, de un 74,69% menos con respecto al año anterior. En este informe también se destaca un crecimiento proporcional de accidentes laborales y enfermedades profesionales en las trabajadoras, dado que han sido ellas las que han estado mayoritariamente trabajando en los sectores esenciales para la sociedad, como es el comercio, la alimentación, sectores socio-sanitarios y servicios sociales, entre otros.

En relación al informe, el secretario de Salud Laboral de CCOO de Málaga, José Martín Anaya, ha informado que “si el año pasado en nuestra provincia se producían todos los días 67 bajas laborales por enfermedad o accidente laboral, este año el confinamiento ha reducido la siniestralidad laboral hasta llegar a 41 accidente diarios”. Se ha producido una reducción del 38,8% en los cinco primeros meses del año.

Abril ha registrado la caída más importante de siniestralidad laboral con un 74,69% menos. Este mes sólo ha tenido 494 bajas por este motivo, sin contemplar las bajas por COVID19. El mismo mes del año anterior fueron más de 1.952 personas las que sufrieron accidentes o enfermedades vinculadas a su puesto de trabajo. De 65 bajas diarias se ha pasado en abril a sólo 16 bajas diarias.

Sin embargo, Martín ha explicado que durante el mes de mayo la vuelta gradual a la actividad laboral ha hecho crecer la siniestralidad laboral en un 180% respecto al mes anterior. A su vez, ha criticado que “casi se ha duplicado la accidentabilidad, ya que 887 personas trabajadoras han causado baja por accidente o enfermedad profesional, equivalente a 28,6 personas diarias. Esta cifra es inferior a la del pasado año, que fueron 50 personas diarias. “Luego se multiplica la accidentabilidad por dos respecto a abril, pero estamos a un 50% menos con respecto al año pasado”, ha explicado.

Los accidentes in itinere también han bajado en un 83,54%, debido al confinamiento. Sólo en el mes de abril han sido 52 accidentes in itinere cuando el mismo mes del año anterior se llegó a 316 accidentes.

Respecto a la siniestralidad laboral mortal, José Martín ha denunciado “el aumento de este tipo de accidentes, ya que se han registrado durante los cinco primeros meses de este año un total de 8 fallecimientos, y los datos aún son provisionales, por lo que la cifra podría aumentar”.

Por sectores con datos hasta marzo, el 64,6% de bajas laborales por accidente o enfermedad profesional han sido en el sector servicios. Mayoritario dada la actividad esencial que representa para nuestra provincia y en el inicio de la pandemia para el conjunto de la sociedad.

La siniestralidad laboral es un problema, haya o no haya pandemia. Así de contundente se ha mostrado a su vez el secretario general de CCOO de Málaga, Fernando Cubillo, al argumentar las principales conclusiones del citado informe. Por un lado, debido a la bajada de la actividad productiva, las cifras a nivel general han bajado, como es normal, pero no ha ocurrido esto en los accidentes mortales y ha destacado el cambio de tendencia en cuanto al género. Ya que por primera vez han sido las mujeres las que han sufrido más siniestralidad laboral. También se ha registrado un aumento de la misma en la fase de desescalada durante el mes de mayo, y el líder sindical ha advertido que la situación es previsible que empeore en los meses de verano.

Por ello, Cubillo ha exigido a la Junta de Andalucía que refuerce los servicios de inspección laboral y de prevención. No solo para planificar la actividad preventiva en los centros de trabajo, sino también para llevar a cabo el Real Decreto 26/2020 en el que el Gobierno solicita a las comunidades autónomas que aumenten sus trabajos, tanto en las empresas públicas como en las privadas, en el seguimiento de los protocolos sanitarios respecto al COVID-19. Así, ha asegurado que “las empresas no pueden ser un foco de atracción del virus para sus plantillas ni para sus clientes”.

Finalmente, el líder sindical ha hecho mención aparte al colectivo de personas trabajadoras que durante los meses estivales desarrollan su actividad profesional en la calle y están sometidas a elevadas temperaturas. Por ello, ha recordado que “el calor en el trabajo supone un claro riesgo para la salud laboral” y ha manifestado que “desde CCOO entendemos que la principal medida preventiva es la planificación y organización del trabajo, junto con una formación sobre medidas preventivas por parte de las empresas a sus plantillas unido a la implantación de la jornada continuada”.

CCOO exige a la Junta un aumento del personal de prevención para hacer frente al aumento de la siniestralidad laboral en la desescalada malagueña

lunes 13 de julio de 2020