Comisiones Obreras - FSC Sector Medios de Comunicación, Artes, Culturas y Deportes

Comisiones Obreras - FSC Sector Medios de Comunicación, Artes, Culturas y Deportes
El corazon de lagente trabajadora.gif

viernes 26 de agosto de 2016

Medallas de hojalata del periodismo deportivo

La Agrupación de Periodistas de Comisiones Obreras ha comprobado estos pasados días que los triunfos deportivos en Río 2016 no han tenido la misma repercusión si la gesta la realiza un hombre o una mujer. El tratamiento periodístico desvela el largo camino que resta para valorar los logros de los deportistas españoles independientemente de su género.

 JJOO de Rio 2016

JJOO de Rio 2016

En logros competitivos similares las portadas de la sección de deportes de los periódicos, televisiones y radios reflejan en primera plana el medallero de los hombres, incluso si el metal es menos dorado, por encima del de las mujeres. Pero antes de entrar a mostrar este desequilibrio, los datos objetivos del equipo español desplazado hasta Río estuvo compuesto en un 52 por ciento por hombres y el restante 48 por ciento, mujeres. Es evidente que la asistencia a los juegos depende de las marcas mínimas y no hay filtro sexista (otra cosa son los recursos técnicos y económicos que tienen para entrenar y competir en su país).

Sin embargo, el medallero alcanzado por España en las recientes Olimpiadas es patrimonio femenino, demostrando que las mujeres son, en principio, mejores competidoras. Así de las 17 medallas ganadas, nueve fueron para mujeres y las restantes ocho para hombres. Pero la balanza bascula aún más a favor de las primeras cuando se comprueba que de los siete oros ganados, cuatro lo fueron por mujeres y tres por hombres; de las cuatro platas, tres fueron para ellas y una para ellos, y, finalmente, de los 6 bronces alcanzados, cuatro fueron masculinos y dos femeninos.

¿Estos números cómo se reflejaron en los medios de comunicación? Pues como en otros muchos órdenes de la sociedad: los metales ganados por los hombres brillan más independiente de la clasificación. Ejemplos varios. ABC, en su edición del domingo 21 de agosto, abre con el bronce del piragüista Saúl Craviotto y varias páginas después aparece la medalla de plata del equipo femenino de baloncesto. Al día siguiente, en el mismo diario, abre con el oro de Ruth Beitia, sigue con el bronce del equipo masculino de baloncesto y cierra con la plata con el equipo de gimnasia rítmica. Además, en las ediciones digitales de los periódicos como El País, El Mundo y el propio ABC se ponen, por lo general, primero las fotos de los deportistas masculinos, independientemente de la medalla alcanzada.

Por otro lado, a la hora de las retransmisiones, los directos priman a los hombres. El caso más claro fue que durante la final de gimnasia rítmica, con España en ese momento en primer lugar de la competición se cortó la emisión para emitir la final de baloncesto masculino, donde España no tenía ninguna posibilidad de alcanzar el triunfo. Es cierto que el baloncesto mueve más espectadores, pero también que una plata en un deporte con menos apoyos como la gimnasia rítmica parece merecer mejor pantalla, máxime cuando TVE cuenta con un canal deportivo, además de la 1, reservada casi en exclusiva para las competiciones masculinas.

Otro ejemplo más: en el estreno de la nueva temporada del principal espacio deportivo de la Cadena Ser, su presentador y director invitó a Rafa Nadal (oro en dobles de tenis), Pau Gasol (bronce en baloncesto) y Mar Márquez (campeón del mundo de motociclismo). Parece que las medallas de las atletas femeninas son de hojalata.

También merece un capítulo específico el tratamiento de los medios a las mujeres deportistas. Si no fuera ya significativo la valoración de los medios sobre la doble ocupación trabajo-hogar cuando se destaca habitualmente que son deportistas y madres, dando por supuesto que son ellas las únicas responsables de los hijos, pues casi nunca se les pregunta a los hombres cómo compatibilizan su dedicación deportiva con la paternidad, hay que añadir el taimado tratamiento de algunos medios a gestos de los deportistas según el género.

Las mujeres pueden con todo
A la medallista de oro de bádminton, Carolina Martín, se le recriminó en periódicos que gritase cuando lograba un punto, mientras que a Rafael Nadal, medalla de oro de dobles de tenis, nunca se le ha afeado esa misma actitud. Y aprovechando el protagonismo de Martín, el diario AS, en su web, tituló su triunfo del siguiente modo: "Rivas, el hombre que convirtió en oro las rabietas de Carolina". El sujeto del titular es su entrenador, que sin duda algo ha tenido que ver en la carrera de la medalla de oro en bádminton, pero no hasta el extremo de dejarla como predicado de titular del que ella es la verdadera protagonista. Ese titular desapareció de la web de AS cuando la tormenta de comentarios sacaron los colores al diario deportivo. Por cierto, El Mundo tituló una noticia sobre esta deportista como "Hasta se ha echado un novio", no cabe duda de que las mujeres pueden con todo.

En definitiva, el teclado, la cámara y el micrófono siguen, también fuera de España, pulsando, fotografiando y grabando con filtros machistas una actividad, como la deportiva, resaltando el concepto de género, que, por cierto, no se cronometra en el tartán, ni en la piscina, ni puntúa en la cancha o da puntos sobre el tatami. Aún resta mucho entrenamiento para algunos medios de comunicación para desterrar esos marcajes y ataques machistas en el periodismo.

Medallas de hojalata del periodismo deportivo

viernes 26 de agosto de 2016

  • Zona de afiliados
  • Afiliate a CCOO
Webs territoriales
  • Resumen de prensa
  • Carné FIP
  • Radio televisiones públicas
  • Defensa de los medios de comunicación públicos
  • Enlace con Facebook CRTVE
  • Enlace con Twitter CRTVE
  • Secciones sindicales
  • Tribuna Digital Servicios a la Ciudadania
  • Trabajando para mejorar tu Formación
    • Revista Trabajadora
    • Cuadernos de Información Sindical
  • Fundación 1º de Mayo