Comisiones Obreras - FSC Navarra

miércoles 30 de enero de 2019

La FSC-CCOO de Navarra reclama de los grupos parlamentarios que no respalden un proyecto de ley foral que no garantiza los derechos de las personas trabajadoras.

La aprobación por el Parlamento de esta Reforma del Mapa Local de Navarra sería una mala noticia para las personas trabajadoras que prestan los servicios públicos en la Administración Local de Navarra.

No a un mapa local que no garantice los derechos de las personas trabajadoras.

No a un mapa local que no garantice los derechos de las personas trabajadoras.

SITUACIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN LOCAL EN NAVARRA.-
 
Navarra tiene un atomizado mapa local, con 272 municipios y 348 concejos, además de 68 mancomunidades y es una realidad constatable que gran parte de los pequeños municipios han sido capaces de mantener una mínima Administración con la cual se atendían los servicios fundamentales: abastecimiento y saneamiento de aguas, calles y alumbrado público, principalmente. También es cierto que la situación económica y las políticas impulsadas por los gobiernos autonómico y municipales hasta la llegada de la crisis han permitido la prestación de un elevado número de servicios públicos, en sentido amplio.
 
Hoy, la ciudadanía exige una Administración que mantenga la prestación de servicios donde se prestaban y que se presten en aquellos lugares en los que no se llegaron a implantar. La inmensa mayoría de las administraciones que conforman el mapa local de Navarra no pueden hacerlo, por motivos obvios. De este modo los vecinos de las ciudades y de los municipios más grandes gozan de una cantidad de servicios de los que carecen los pequeños municipios y se da una situación de discriminación por razón del lugar de residencia.
 
El actual sistema de mancomunidades en Navarra evidentemente es mejorable, como toda obra colectiva humana, pero tampoco es un sistema que haga aguas o que provoque que haya que ir corriendo a apagar ningún incendio. Es un sistema que funciona, como decimos, mejorable, pero que actualmente está dando cobertura y tiene una valoración muy positiva por parte de la ciudadanía en los ámbitos locales.
 
Somos conscientes de que las administraciones locales, en el intento de prestar un mayor número de servicios a la ciudadanía, han creado mancomunidades que hoy, en un entorno económico diferente, podrían ser más eficaces y eficientes mediante una racionalización del mapa Local de Navarra. Municipios que participan en mancomunidades para la prestación de servicios con otros municipios que a la vez, para la prestación de otros servicios se agrupan en mancomunidades con otros municipios distintos, etcétera. La racionalización es un requisito necesario para que la ciudadanía disfrute de unos niveles de calidad de vida acordes con el entorno europeo en el que nos desenvolvemos, pero también para la mejora de los servicios públicos actuando desde la mejora de la eficacia y eficiencia en su prestación. Pero estas medidas, con ser necesarias, no son suficientes. La Administración Local de Navarra sólo recuperará la capacidad de intervención necesaria, si puede disponer de un porcentaje de los recursos públicos análogo al de otros países cercanos.

Las políticas de austeridad y las restricciones aplicadas sobre el empleo público en los últimos años han conformado un panorama desolador, también en los servicios públicos prestados por las administraciones locales. Años y años huérfanos de ofertas de empleo público han supuesto unas tasas escandalosas de temporalidad en la administración local. Además, como resultado de la autonomía local, se ha conformado un modelo en el que las personas trabajadoras, aun realizando el mismo trabajo, tienen unas condiciones laborales completamente distintas dependiendo de la administración en la que prestan servicio.
 
NECESIDADES A TENER EN CUENTA EN LA NUEVA LEY
 
La Ley Foral que reforme la administración local debe ser de amplio recorrido en el tiempo y debe contar con un amplio respaldo social y político además de considerar las variables de proximidad, participación, calidad del servicio, fiscalidad, financiación y ordenación del territorio, como enfoque de modernización, cercanía y eficiencia, de conformidad con los principios establecidos en la Carta Europea de Autonomía Local, ratificada por el Estado Español en 20 de enero de 1988. También debería resolver la provisionalidad y precariedad de la mayoría de trabajadores y trabajadoras de nuestros Ayuntamientos, Mancomunidades, Escuelas de Música, Escuelas Infantiles, Residencias, etc y homogeneizar las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras de la administración local independientemente del municipio o comarca en la que realicen la prestación del servicio público.
 
Es necesaria la información y evaluación previa del impacto real tanto en la efectiva prestación, extensión y calidad de los servicios públicos, como en el empleo asalariado afectado. El eje sobre el que debe pivotar cualquier reforma de la Administración Local en Navarra es la mejora de la extensión y calidad de los servicios públicos. Bajo ningún concepto debe permitirse que con la excusa de la racionalidad y la eficiencia se busque sólo reducir gastos a costa del personal que en condiciones precarias viene realizando la prestación de servicios públicos.

A todos estos condicionantes debía dar respuesta cualquier reforma del mapa local de Navarra.

Sin embargo, el próximo jueves 31 de mayo el Parlamento de Navarra debate en Pleno el Proyecto de Ley de Reforma de la Administración Local de Navarra, que no dudamos que dará satisfacción a algunos de los intereses de los impulsores de la reforma, pero que no da respuesta a los problemas planteados para la mejora de los servicios públicos y todavía menos a los problemas que sufren las personas trabajadoras que los prestan.
 
PROPUESTA DE CCOO
 
La mitad del Parlamento se ha manifestado en contra de la misma y cuenta con un amplísimo rechazo de las organizaciones sindicales toda vez que el Dictamen aprobado por la comisión el pasado 25 de enero no incorpora las reivindicaciones sindicales, que hizo suyas Orain bai asumiendo la defensa de las enmiendas presentadas por las organizaciones sindicales.

Las organizaciones sindicales nos hemos venido concentrando frente al Parlamento de Navarra en las últimas semanas demandando la necesidad de garantizar el volumen total de empleo y la estabilidad de las plantillas además de homogeneizar las condiciones laborales de las personas trabajadoras mediante el impulso de un marco de negociación que llevase finalmente a la aprobación de un convenio sectorial que estableciese las condiciones laborales y un marco de derechos mínimo de aplicación a cada una de las personas que trabaja en la administración local.

De la misma manera, hemos reivindicado que la Ley debe aportar garantías sobre el mantenimiento de los servicios públicos, sobre su prestación directa por las administraciones y sobre la reversión de los servicios privatizados.

Ninguna de estas reivindicaciones se han incorporado en el Dictamen de la Ley y sin embargo, y de manera inexplicable, una de las organizaciones sindicales que ha venido manifestándose junto a nosotros con estas mismas reivindicaciones, en un ejercicio de subordinación manifiesta a la organización política de la que parece depender, se ha despachado con un comunicado público que intenta convencer a las personas trabajadoras de que se han conseguido la mayor parte de las reivindicaciones planteadas.

La ley no recoge las reivindicaciones sindicales y no cuenta con el respaldo político necesario para permanecer en el tiempo por lo que a escasos tres meses de finalizar la actividad parlamentaria de esta legislatura, lo más prudente sería dar una nueva oportunidad al consenso y no aprobar la ley.

Desde CCOO reclamamos de los grupos parlamentarios el rechazo del Proyecto de Ley y la utilización de los debates y aportaciones realizados en su discusión para realizar un proyecto de ley que mejore el actual, sea capaz de concitar el más amplio consenso y bajo la premisa de la mejora de los servicios públicos garantice el volumen de empleo, la estabilización de las plantillas y la homogeneización de las condiciones laborales.

La FSC-CCOO de Navarra reclama de los grupos parlamentarios que no respalden un proyecto de ley foral que no garantiza los derechos de las personas trabajadoras.

miércoles 30 de enero de 2019

Documentos relacionados

Nota Informativa FSC-CCOO Navarra

Áreas temáticas relacionadas

Actualidad - Sindical - Actualidad

  • Zona de afiliados
  • Afiliate a CCOO
Webs territoriales
  • Empleo Público
  • Formación en Navarra
  •  VOTA CCOO EMAN BOTOA CCOO
  • EsElMomento
  • Elecciones Sindicales #EsElMomento
    • Gaceta Sindical
    • Nueva Tribuna
  • Revista Perspectiva
  • Planes de Igualdad
  • #VivasLibresUnidas
  • atlantis
  • Concurso relatos cortos Salud Laboral
  • Estatuto de los Trabajadores (agosto 2013)
  • boletin oficial de navarra
  • Nafarroako Aldizkari Ofiziala